PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es el periodo de Carencia?

Si contratas un seguro sus coberturas te protegen desde el momento en el que lo firmas, salvo en ciertos casos. Algunos seguros de salud cuentan con un periodo de tiempo en el que sus garantías no están plenamente activas. ¿Quieres saber de qué te cubre tu seguro de Salud desde el minuto 1 y para qué coberturas puede existir un periodo de carencia?

Un seguro con carencias no es una póliza incompleta. La carencia es un periodo de tiempo que afecta a algunas coberturas concretas y que va entre el día en el que entra en vigor el contrato y el día en el que el asegurado puede comenzar a disfrutar de dichas garantías. Es decir, existen algunas coberturas de las que no se puede disfrutar “ipso facto’ desde que se firma el contrato del seguro. No es posible contratar hoy un seguro de Salud y mañana solicitar un trasplante, una operación o un parto, por ejemplo.

El periodo de Carencia es el tiempo mínimo que te exige una compañía de seguros para poder acceder a ciertos servicios.

Aunque la mayoría de ellos son accesibles desde el primer día hay otros, como las pruebas diagnósticas, las intervenciones quirúrgicas o la asistencia al parto, que la compañía exige estar cierto tiempo para poder tener cobertura.

Normalmente son 3 meses el tiempo que uno tiene que estar de alta en el seguro para poder realizarse una prueba diagnóstica de alta tecnología y 10 meses para la asistencia al parto.

Mientras transcurre este tiempo aquellos servicios sin carencias están activos y se pueden utilizar desde el primer día.

 

¿Se pueden eliminar las carencias?

También podemos acceder al seguro de salud sin carencias de una maneras muy puntual. Cuando uno tiene ya contratado un seguro de Salud con las mismas coberturas y quiere cambiar de compañía. Presentando el recibo del último pago de la compañía anterior y copia del condicionado de la póliza actual,  hace que tengamos acceso a la nueva compañía sin carencias.

La última opción que se tiene de suprimir la carencia es cuando se trata de una cuestión de vida o muerte, normalmente por un accidente, donde el asegurado necesite una intervención quirúrgica urgente para salvar la vida. En este caso, desaparece la carencia y la compañía accede al pago de este servicio.

 

¿Qué es una pre-Existencia? ¿Me excluye de tener un seguro de salud privado?

Le llamamos pre-Existencia a una enfermedad o secuela previa a la contratación del seguro de Salud.

En estas situaciones las compañías valoran a través de su departamento médico tres opciones:

  • La Aceptación sin condiciones del nuevo asegurado.
  • La Aceptación con condiciones, como puede ser ciertas exclusiones de servicios o situaciones, del nuevo asegurado.
  • La No Aceptación del nuevo asegurado.

Quitando en situaciones con pre-existencias graves, o enfermedades como la diabetes, que puede derivar en otras muchas, lo normal es que la compañía acepte con condiciones al asegurado, pero tal y como veremos más adelante, es fundamental que el cuestionario de Salud esté correctamente cumplimentado.

 

¿Qué es un copago?

Copago es una palabra muy utilizada en el segmento del seguro de salud privado.

Copago significa aportación por parte del asegurado de los costes de los servicios y, dependiendo del producto que contrata o la compañía, puede elegir entre no contratar copagos o tener la obligación de contratarlos.

Los copagos suelen ser precios razonables que nos permiten contratar un seguro privado por un coste muy asequible y pagar los servicios utilizados con un porcentaje de descuento importante, el importe del copago dependerá de la opción que elijamos copagos alto prima mensual muy baja, copago bajo prima mensual media y sin copago la prima mensual es mayor que cuando tenemos copagos.

Para pruebas que tienen un coste muy elevado es significativamente poco y suele ser un método simple para reducir el abuso del servicio.

El copago no se realiza en el momento del uso del servicio, sino que normalmente trimestralmente se va cargando un recibo por parte de la compañía con todos los copagos acumulados hasta el momento.

 

¿Seguro de salud individual o colectivo?

Existen dos maneras de adherirse a un seguro de Salud, de manera individual o a un colectivo.

Un seguro de Salud individual es el que uno contrata solo o en familia, pero que no forma parte de un segmento mayor.

El seguro de Salud Individual tiene muchas más ventajas con respecto al seguro Colectivo, sobre todo en garantías o limitaciones, e incluso en el mantenimiento del precio del seguro en el tiempo.

Mientras que el seguro colectivo suele tener una edad límite para formar parte de él, el Individual suele ser de por vida, mientras quiera mantenerlo uno.

Otra de las diferencias son los precios de renovación de un año a otro, ya que en el seguro colectivo se asume el riesgo que la compañía haya incurrido en pérdidas en nuestro colectivo en concreto y deba subir las primas a todos los integrantes, incluso a aquellos que no hayan utilizado el servicio en todo el año.

En este tipo de seguros, la figura del mediador es muy importante puesto que es fundamental tener muy claro qué se está contratando para no tener problemas en el futuro.

 

El cuestionario de Salud

Fundamental y el documento clave cuando se contrata.

Comunicar a la compañía todos aquellos problemas de salud que hemos ido teniendo durante nuestra vida, o aquellos que seguimos manteniendo es prioritario.

Debemos rellenar con total claridad y sinceridad tanto el cuestionario como la entrevista telefónica que nos puedan hacer. Ante la posible adquisición de una enfermedad poco después de contratar el seguro, la compañía puede solicitar tantos informes como sean precisos para verificar que el día de la contratación del seguro el asegurado desconocía por completo esta enfermedad.

Si tenemos una pre-existencia lo mejor siempre es comunicarla a la compañía para que la valore y nos indique en qué condiciones nos aceptaría como asegurado.

 

Cuidado a la hora de cambiar de compañía.

Hay que estar alerta cuando uno quiere cambiar de compañía porque igual que se tiene la ventaja de entrar en la nueva compañía sin carencias también puede ocurrir que durante nuestra estancia en la compañía que queremos dejar hayamos ido creando un historial clínico, que debemos comunicar con todo detalle a la nueva compañía.

Y nunca, debemos darnos de baja de nuestro actual seguro hasta que la compañía nueva nos acepte una vez conozca nuestro cuestionario de salud.

Podemos encontrarnos con el problema que la compañía actual nos anule el contrato y la nueva compañía no quiera aceptarnos por pre-existencias que puedan considerar graves o importantes, por lo que tampoco podríamos volver a la compañía anterior y dejaríamos de tener posibilidades de contratar un nuevo seguro de salud.

Esto no quiere decir que no se pueda cambiar, ni que no sea recomendable, pero hay que tener paciencia para completar el cambio antes de anular el contrato anterior.

 

¿Por qué contratarlo con nosotros?

Porque nos preocupa tu salud, porque sabemos asesorarte, porque te diremos que NO si fuera lo mejor para ti.

Nuestra filosofía hace que puedas confiar en nosotros y nos recomiendes con total confianza.

Solicita asesoramiento sin compromiso y nos encargaremos de infórmate de los seguros de salud que podemos ofrecerte y ayudarte a decídete.

Te esperamos.